Compromiso con la transición energética

Gases renovables

Enagás impulsa el desarrollo de gases renovables como nuevas soluciones claves para la transición energética a través de su filial, EnaGasRenovable.  Estas energías renovables no eléctricas, además, pueden ser transportadas a través de la red de infraestructuras gasistas ya existente, maximizando así su utilización.

Gases renovables

Las energías renovables no eléctricas (hidrógeno y biometano) son vectores energéticos indispensables que contribuyen al desarrollo de una economía circular y al proceso de transición energética, ya que permiten avanzar hacia una economía neutra en carbono. Los gases renovables dotarán al sistema energético del futuro de la necesaria flexibilidad y firmeza, garantizando la seguridad de suministro, favoreciendo el acoplamiento del sector gasista y el eléctrico, y posibilitando una completa descarbonización.

Hidrógeno

El hidrógeno verde, que se obtiene de los excedentes de energía eléctrica renovable, es un vector energético de futuro y una solución clave para el almacenamiento energético de origen renovable. Además, cuenta con múltiples aplicaciones al poder usarse en todos los sectores energéticos (industria, movilidad, doméstico-comercial y generación eléctrica).

El porfolio de infraestructuras de Enagás presenta capacidad y vertebración geográfica suficiente para conectar los potenciales puntos de producción y consumo. En este sentido, Enagás está trabajando en la adaptación para el transporte de hidrógeno. La compañía es una de las 11 empresas europeas de infraestructuras que impulsa la Red Troncal de Hidrógeno en Europa (European Hydrogen Backbone plan) para el desarrollo de una infraestructura específica de transporte de este vector energético.

Biometano

Por otra parte, el biogás obtenido a partir de residuos constituye una fuente de suministro energético renovable, local y almacenable, con impacto positivo sobre el empleo y la economía rural. Tras un proceso de limpieza y separación del CO2, el biogás se convierte en biometano, un gas totalmente renovable y apto para ser transportado por los gasoductos. 

La planta de Valdemingómez (Madrid) fue el primer ejemplo en España –resultado de una iniciativa pública- de este tipo de aprovechamiento con inyección en la red de transporte de gas. En el ámbito privado, Enagás impulsa la primera iniciativa en España de estas características junto con Infraestructura Biometagás y Biometagás La Galera, para conectar a la red gasista la planta de producción industrial que Biometagás La Galera tiene en el municipio de La Galera (Tarragona).

 Enagás impulsa el desarrollo de biometano, que también puede ser utilizado como carburante sostenible en forma de BioGNC (forma comprimida) y BioGNL (forma líquida) en vehículos ligeros y pesados.

Colaboración

Enagás ha presentado más de 45 proyectos de hidrógeno y biometano en colaboración con diversas empresas españolas, como Repsol, Ferrovial, Naturgy, Sacyr, Ence y EmgrisaAcciona y CEMEX, entre otras. Asimismo, ha firmado acuerdos con el Gobierno de Asturias y el Gobierno de Aragón, Gobierno de Baleares y el Gobierno de Castilla y León. También apoya a startups surgidas de su programa Enagás Emprende y centradas en el impulso de los gases renovables, como BioEnGas o H2Greem.

Dentro de su apuesta por los gases renovables, Enagás participa en proyectos europeos de innovación y en diversas iniciativas de I+D con el objetivo de promover un modelo de negocio sostenible para el hidrógeno renovable. Entre ellas, cabe destacar el proyecto SUN2HY, en el que Enagás, junto con Repsol, están desarrollando una nueva tecnología para producir hidrógeno renovable a partir de energía solar.

Más sobre el proyecto SUN2HY

En concreto, el proyecto SUN2HY se centra en el desarrollo de una nueva tecnología fotoelectroquímica a escala real que permita la producción de hidrógeno verde, 100 % renovable, a un coste competitivo, a partir de energía solar mediante un proceso directo sin aporte eléctrico externo (bias free).

Para el desarrollo técnico del proyecto se ha constituido un consorcio sólido y compenetrado, que cuenta con la colaboración de varios centros de investigación de referencia, como el Instituto de Investigación en Energía de Cataluña (IREC), el Instituto Universitario de Electroquímica de la Universidad de Alicante y la Fundación del Hidrógeno de Aragón, así como con una ingeniería especializada en soluciones innovadoras, Magrana.

El proyecto SUN2HY, que concluirá en su primera fase con un demostrador a escala real en fase precomercial (TRL-6) será instalado en las instalaciones de Repsol Technology Lab en Móstoles. Esta primera fase va a tener una duración de dos años (2019-2020) y está cofinanciada por el CDTI (Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial) y la Unión Europea a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER). La intención de ambas compañías, una vez concluida la fase actual, es dar los pasos para llevar la tecnología a un estatus comercial y competitivo.

 

 

 

  • Enagás está preparada para transportar gases renovables Reproducir video
    Enagás está preparada para transportar gases renovables

    En Enagás, aprovechamos nuestra experiencia para ofrecer soluciones energéticas que hagan de nuestro mundo un lugar más sostenible. Este compromiso se enmarca nuestra apuesta por las energías renovables no eléctricas, como el biometano o el hidrógeno. Conoce un poco más sobre estos gases renovables en este vídeo.

Compartir...
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Google Plus
  • mail
X

Utilizamos cookies para mejorar nuestro servicio. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Para obtener más información o para cambiar la configuración, puedes consultar nuestra política de cookies.