- De cerca -

Revista Azul y Verde | Nº 33

Susana de Pablo

Desde pequeña ya le entusiasmaba resolver problemas matemáticos. Ahora, como Directora de Dispatching de Enagás, no solo solventa cualquier imprevisto, sino que también ofrece las mejores soluciones. Se define como resiliente, una virtud fundamental para el cargo que ocupa

Atón Martínez

Tras casi dos décadas en Enagás y pasar por diferentes cargos de responsabilidad, Susana de Pablo es desde 2016 Directora de Dispatching. Esta licenciada en Matemáticas conoce la ecuación para resolver los problemas diarios con éxito: “Contar con un equipo de profesionales fuertemente comprometido y preparado para cualquier tipo de situación”.

¿Cómo definirías la actividad de la Dirección?
La Dirección de Dispatching tiene como principal función la operación del Sistema Gasista. Para ello, es fundamental la digitalización de los procesos de soporte, así como disponer de una adecuada estructura organizativa que permita atender las necesidades de la operación 24 horas los 365 días del año.

“Nuestras instalaciones reflejan el nuevo Enagás, inspirándonos en una cultura más digital”

¿En qué consiste su día a día?
El trabajo es muy dinámico y cada semana es diferente. Puedes tener una planificación perfecta y, de repente, surgir un suceso impredecible, como una ola de frío que incremente el consumo extraordinariamente, un temporal que provoque el cierre de puertos en origen o en destino, etc. El principal reto es no perder la calma, analizar la situación con rapidez, tener muy claros los interlocutores y los afectados, y tomar decisiones de forma rápida y prudente. Por ello, es muy importante contar con un equipo de profesionales fuertemente comprometido y preparado para este tipo de situaciones.

Recientemente se ha inaugurado el nuevo Centro Principal de Control de Enagás, ¿qué ventajas ofrecen estas instalaciones?
Las instalaciones reflejan el nuevo Enagás, inspirándonos cada día en una cultura más digital. Disponemos de más espacios colaborativos que nos permiten mejorar el trabajo en equipo, así como un gran hall orientado a la recepción de visitas, desde el que se puede observar el trabajo en la sala de control sin afectar al mismo. Con su reforma, hemos mejorado las condiciones del entorno notablemente. Disponemos de la sala de crisis, con capacidad para unas 20 personas, dotada de los más avanzados equipos de comunicación audiovisual. También se ha mejorado la ergonomía, disponiendo incluso de consolas regulables en altura que permiten a los operadores estar de pie o sentados durante su turno.

¿Por qué este Centro es estratégico para la compañía?
Desde aquí se vigila y controla el transporte de gas natural de todo el país. Cada día estamos en contacto con todos los centros de transporte, plantas de regasificación e infinidad de compañías del sector tanto en el ámbito nacional como internacional. Por ello, somos parte fundamental en la transmisión de la imagen de la compañía tanto a nivel interno como externo.

¿Cuántas personas operan en ellas?
La Dirección está formada por un equipo de más de cuarenta personas, de las que el 60% trabajan en turnos de ocho horas en la sala de control.

Más
de cerca

Un libro: Vivir la vida con sentido, de Victor Küpers.

Una canción: Viva la vida, de Coldplay.

Un deporte: esquiar.

Una película: Figuras ocultas.

Un personaje: Rafa Nadal.

Una comida: cualquiera al aire libre con toda mi familia.

Un adjetivo que te defina: resiliente.