- En mi tiempo libre -

Revista Azul y Verde | Nº 29

Con una mirada diferente

Autodidacta, observador, inquieto, directo… son muchas las cualidades que definen a Antonio Catalán, una persona que retrata la vida que le rodea a golpe de impresiones

Más de tres décadas en la compañía convierten a Antonio Catalán, operador del Centro de Transporte de Toledo, en un profesional veterano de Enagás. Aunque su trabajo de campo (mantenimiento de instalaciones, etc.) le permite observar la naturaleza, ver cómo varía la luz y cambian las tonalidades, es en su tiempo libre cuando da rienda suelta a su creatividad y traslada al lienzo todas sus inquietudes.

Este afán por plasmar el mundo que le rodea surgió cuando todavía era un niño. “Recuerdo que de pequeño mi padre me dibujaba cabezas de caballo, casas, barcos, aviones… y lo hacía muy bien. Imagino que de ahí me viene la afición”, comenta Antonio. Desde entonces ha experimentado con técnicas tan distintas como la acuarela, el óleo, la tinta o el carboncillo, siempre de forma totalmente autodidacta. La luz y una paleta de colores cálidos y alegres impregnan toda su obra. Para Antonio Catalán, “los tonos vivos y vitales son esenciales cuando pinto. Además, me gusta hacer bocetos muy puntillistas, donde predominen las impresiones”.

“Los tonos vivos y vitales son esenciales cuando pinto. Además, me gusta hacer bocetos muy puntillistas”

La esencia del vino
Sorprendentemente el vino también forma parte importante de su obra. Tal y como él explica: “Utilizo el vino con claroscuros. Es una técnica muy llamativa y parecida a la acuarela aunque con un solo tono. Una vez que se aplica el líquido, este se oxida y el efecto que se crea es impresionante. La complicación reside en encontrar la tonalidad que buscas porque hasta que no se seca no ves cómo queda realmente”.

Además de la pintura, la fotografía es otra de sus pasiones. “Son artes hermanas. De hecho, empecé a utilizar la fotografía a modo de apunte para los lienzos posteriores. Es ideal para tomar referencias y a veces complemento las imágenes con bocetos o esbozos”, comenta.

Su próximo desafío es pintar un retrato al óleo de tamaño natural y quizás, quién sabe si incluso hacer un fresco “pero de los de la vieja escuela, con pigmentos naturales y todo”. “Lo que también me gustaría llevar a cabo es una exposición no muy extensa, de solo unas ocho o diez obras, pero todas ellas enriquecidas con apuntes, con el trabajo de investigación que hay detrás y su evolución. Solo así estaría completa”.

La pincelada de Antonio Catalán

Una imagen que valga más que mil palabras: cualquiera de las que reflejan el drama de los refugiados y de las pateras.

Una pintura con alma: prácticamente toda la obra de El Greco.

Un retrato por hacer: el de mi mujer, pero se niega.

Paisaje o bodegón: depende del momento, me gustan los dos.

Un fotógrafo/pintor imprescindible: Como fotógrafo, Nicolás Muller, y como pintor, Velázquez.



Actitud creativa

¿Has sentido la necesidad de dibujar, fotografiar, esculpir, escribir o simplemente de hacer algo diferente? Es el momento de potenciar tu creatividad y salir de los patrones cotidianos. Te damos cuatro claves para ayudarte a conseguirlo:

Cambia de ruta para ir o volver del trabajo: con este pequeño cambio de hábito despertarás tus sentidos y te abrirás a nuevos estímulos.

Renueva tu entorno: tu lugar de trabajo o tu casa no tienen por qué permanecer inmutables. Añade plantas, cambia los cuadros o utiliza colores que te estimulen.

Apúntate a actividades ‘extraescolares’: visita exposiciones, toma clases de baile o de algún deporte extravagante. La idea es salir de tu zona de confort y descubrir nuevas experiencias.

Deja que tu imaginación vuele: a veces, ante ciertas situaciones, la mente tiende a divagar y llevarte de un lado a otro. No te autocensures y déjate llevar. Las grandes ideas suelen estar ahí escondidas.