Entrevista al Presidente Ejecutivo

 

Antonio Llardén, Presidente Ejecutivo de Enagás

La remuneración al accionista es nuestra prioridad estratégica: incrementaremos el dividendo un 5% anual hasta 2020

El Presidente Ejecutivo de Enagás comenta los principales aspectos del ejercicio 2016 y las perspectivas de la compañía para el periodo 2017-2020.

¿Cómo han sido los resultados de 2016? ¿Qué aspectos destacaría?

El mejor resumen del ejercicio es poder decir, una vez más, que hemos cumplido con los objetivos previstos por décimo año consecutivo. Hemos incrementado nuestro beneficio neto un 1,1% con respecto a 2015 y alcanzado los 417 millones de euros.

Los dividendos de nuestras sociedades participadas han alcanzado los 90,5 millones de euros, superando ampliamente los 65 millones de euros que habíamos previsto, lo que junto con la reducción de nuestro coste financiero ha facilitado estos buenos resultados.

¿Cuáles son las principales inversiones realizadas por Enagás en 2016?

Enagás ha invertido 912 millones de euros en 2016. La inversión más importante del año ha sido la adquisición del 40% de GNL Quintero, terminal de regasificación chilena en la que ya teníamos un 20%. El importe, de 400 millones de dólares, supone casi la mitad del total de las inversiones realizadas este año. Con el 60%, hemos pasado a ser el accionista mayoritario y en 2017 comenzaremos a consolidar globalmente esta compañía en nuestras cuentas. 

Además, continuamos invirtiendo en un proyecto muy atractivo y de gran importancia para Europa, el gasoducto Trans Adriatic Pipeline (TAP), en el que tenemos un 16%.

En España destaca la adquisición del 42,5% de Saggas, la regasificadora de Sagunto, donde hemos alcanzado una participación del 72,5%.

¿Cómo se ha comportado la acción de Enagás en 2016?

El comportamiento de Enagás ha sido mejor que el de nuestras compañías comparables, no solo en España sino en Europa. Después de varios años realmente positivos, el IBEX 35, en general, ha cerrado 2016 con un descenso, que en nuestro caso ha sido del 7%. Hay que tener en cuenta que este ha sido un ejercicio en el los mercados han penalizado a las compañías con negocios más seguros, como nosotros o el sector Utilities en general. 

Recientemente han revisado los objetivos de su Plan Estratégico hasta 2020. ¿Qué destacaría de esta actualización de previsiones?

Un punto importante es que elevamos nuestra previsión de crecimiento medio anual del beneficio neto hasta el 3%, desde el 2% anterior. Esto es posible gracias al esfuerzo inversor que hemos realizado en 2016 y a las inversiones comprometidas hasta 2020.

Por otra parte, mantenemos el compromiso con nuestros accionistas con independencia de la coyuntura de los mercados, y su remuneración continúa siendo una de las prioridades estratégicas de Enagás. Tal y como habíamos anunciado, incrementaremos el dividendo un 5% anual hasta 2020.

presidente

En cuanto a la estrategia internacional de Enagás, ¿han cambiado algún aspecto fundamental?

La estrategia internacional sigue vigente y se basará en tres pilares clave: gestionar óptima y eficientemente las inversiones ya realizadas; recuperar lo antes posible nuestra inversión en el proyecto GSP de Perú, tras la terminación de la concesión; y analizar exhaustivamente proyectos interesantes y posibles nuevas inversiones en países atractivos para el desarrollo de infraestructuras gasistas. 

Lo haremos a un ritmo algo menor ya que, de alguna manera, tras invertir más de 700 millones de euros en 2016 hemos adelantado una buena parte de las inversiones internacionales que teníamos previstas en el horizonte 2020.

¿Cómo se ha comportado la demanda de gas en España en 2016? ¿Qué perspectivas tienen para 2017?

Este ha sido el segundo año consecutivo en el que ha crecido la demanda de gas nacional, gracias fundamentalmente al aumento de la demanda industrial, que se ha incrementado un 3% en línea con la evolución de la economía. 

De aquí a 2020 estimamos un crecimiento anual medio de la demanda del 3,5%. En 2017 hemos comenzado el año con un récord de demanda de gas natural en España, debido a la ola de frío y la indisponibilidad de algunas nucleares en Francia, entre otros factores. Es el consumo más alto del Sistema Gasista español desde 2012 y se atendió con total normalidad gracias a la flexibilidad que aportan las plantas de regasificación y almacenamientos subterráneos, claves para la garantía de suministro.

En 2016, Enagás ha continuado profundizando en su estrategia de sostenibilidad. ¿Qué novedades destacaría en el último ejercicio?

La sostenibilidad es uno de nuestros pilares estratégicos y un compromiso compartido por todos los profesionales que trabajamos en la compañía. A  través de nuestro modelo de gestión sostenible, integramos la sostenibilidad en nuestra gestión, focalizando nuestros esfuerzos en aquellos asuntos que son más relevantes. De este modo, contribuimos a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y renovamos  nuestro compromiso con los diez principios del Pacto Mundial.

Con las iniciativas de eficiencia energética que hemos puesto en marcha en nuestras infraestructuras, hemos evitado emitir a la atmósfera más de 92.000 toneladas de CO2 en 2016 y, en los dos últimos años, hemos reducido un 49% nuestra huella de carbono.

A comienzos de este año hemos sido reconocidos como la décima compañía más sostenible del mundo por el índice 2017 Global 100 Most Sustainable Corporations in the World, una gran satisfacción para mí y para todo el equipo de Enagás. Además, hemos renovado, por noveno año consecutivo, nuestra presencia el Dow Jones Sustainaibility Index (DJSI), con la calificación Gold Class. 

Somos conscientes del papel clave que tiene el gas natural para avanzar hacia una economía baja en carbono y, por ello, estamos promoviendo su uso en sectores como el transporte marítimo, a través de proyectos como CORE LNGas hive, coordinado por Enagás. También estamos impulsando el gas natural vehicular, pues necesitamos vehículos menos contaminantes para cumplir otro objetivo de máxima importancia con el que estamos comprometidos: mejorar la calidad del aire. 

En cuanto al Gobierno Corporativo, ¿qué medidas han tomado durante 2016 para seguir en la senda de las mejores prácticas?

Tenemos uno de los accionariados más internacionales de todo el mercado español y esto nos ha llevado a adoptar en los últimos años no solo las normativas nacionales en materia de Buen Gobierno, sino también las recomendaciones internacionales más exigentes. Es nuestro Consejo de Administración, a través de su Comisión de Nombramientos, Retribuciones y RSC, quien vela por la correcta aplicación de las mejores prácticas en materia de Buen Gobierno y Sostenibilidad. 

Durante 2016 hemos adaptado y actualizado todas nuestras políticas relacionadas con Gobierno Corporativo, de modo que actualmente cumplimos con los más altos estándares en este ámbito.

El Consejo ha aprobado también el Plan de Incentivo a Largo Plazo 2016-2018, que incluye un programa de retribución plurianual para directivos y un bono trienal para el resto de empleados asociado al cumplimiento del plan estratégico de Enagás. Con ello hemos alineado los intereses de accionistas, directivos y todos los empleados de Enagás, y dado respuesta a las peticiones hechas por inversores institucionales y proxy advisors, con los que continuamos manteniendo un diálogo muy fluido en materia de Gobierno Corporativo.

¿De qué manera promueve Enagás la motivación y el compromiso de sus profesionales?

Nuestras 91 medidas de conciliación de la vida laboral y personal nos han permitido renovar un año más la certificación de Enagás como Empresa Familiarmente Responsable. La firma del nuevo Convenio Colectivo de Enagás, da un marco de estabilidad a las relaciones laborales de la compañía con sus profesionales para los próximos cuatro años e incorpora novedades en aspectos como el crecimiento salarial y el desarrollo profesional. Además, estamos comprometidos con la diversidad y en los últimos dos años hemos incrementado desde el 21% hasta el 30% la participación de mujeres en puestos pre-directivos y directivos. 

Es una satisfacción que en la encuesta de clima laboral 2016, que contó con un 71% de participación, la práctica totalidad de los empleados consideró a Enagás una buena empresa para trabajar, algo que corrobora el que hayamos recibido, por séptimo año consecutivo el sello Top Employers España.

Por último, ¿hay algún otro aspecto que le gustaría comentar?

No quiero dejar de comentar que este Informe Anual, que elaboramos en formato integrado por quinto año consecutivo, incluye tanto el desempeño de la compañía como los impactos más importantes en los ámbitos económico, social y medioambiental.

Por último, agradezco a los 1.337 profesionales de Enagás su esfuerzo y su compromiso. Ellos son nuestro principal activo para continuar desarrollando y operando infraestructuras de gas y para asegurar el crecimiento futuro de la compañía.

Gracias también a los miembros de nuestro Consejo de Administración por su responsabilidad, implicación con los intereses de la compañía y dedicación durante todo este ejercicio.  

Y, por supuesto, agradezco a todos nuestros accionistas, en nombre del Consejo de Administración y en el mío propio, su confianza y apoyo. Pueden tener la seguridad de que nuestra principal prioridad para los próximos años continuará siendo crear valor para ustedes.