- A fondo -

Revista Azul y Verde | Nº 36

Enagás, actor relevante en la transición energética

El futuro del planeta depende más que nunca del camino que se trace hoy. Por ello, para enfrentar los desafíos del cambio climático y de la descarbonización de la economía entre otras líneas de acción, la compañía apuesta por el impulso de las energías renovables no eléctricas

A fondo

La transición energética supone una oportunidad única para poner en marcha proyectos seguros, competitivos y enfocados hacia las necesidades de las empresas, de las personas y del medio ambiente. Enagás, en su compromiso con los objetivos de descarbonización y los acuerdos alcanzados en la cumbre de París, trabaja desde hace tiempo en esta línea, al promover proyectos que apuestan por la producción de energías renovables no eléctricas, como el biogás/biometano, el hidrógeno y el gas natural sintético, que se puedan utilizar como combustible para el transporte, la industria y los sectores residencial y comercial.

Pero, ¿por qué centrarse en el biogás/biometano y el hidrógeno y no en otras opciones? Principalmente porque ambas alternativas son fácilmente almacenables y suponen tanto una valorización energética de los recursos, como una optimización del uso de las infraestructuras existentes.

En este sentido, Enagás puede aportar una red de infraestructuras ya desarrollada capaz de transportar y almacenar gas renovable, por lo que no son necesarias grandes inversiones.

La compañía promueve proyectos que apuestan por la producción de energías renovables no eléctricas



En el proceso de transición hacia una economía descarbonizada es clave el coste, además de la viabilidad tecnológica. Además, al tratarse de energías limpias, dan solución a determinados sectores no susceptibles de electrificación (transporte pesado, marítimo y sector industrial, entre otros).

Ahorro de 140.000 millones de euros al año
“Según el estudio publicado a principios de 2018 por Gas for Climate, grupo puesto en marcha en 2017 y en el que colabora Enagás, la utilización de biogás/biometano e hidrógeno en las infraestructuras gasistas existentes, combinada con electricidad renovable, supondrá una importante reducción del coste de la transición energética, que puede alcanzar un ahorro de hasta 140.000 millones de euros al año en Europa.

Proactividad y relevancia
Además de participar en esta iniciativa, la compañía ha alcanzado diversas alianzas destinadas a reforzar su apuesta por la introducción de gases renovables en la red gasista, convirtiéndose así en un actor relevante y proactivo en el proceso de transición energética en España y en Europa. De esta forma, ha firmado acuerdos para la promoción de proyectos basados en biogás/biometano, hidrógeno y gas natural sintético con los principales actores en España (entre otros, Ferrovial, Sacyr-Valoriza, ENCE, Biogastur y Acciona) y ha iniciado conversaciones con las comunidades autónomas para la identificación de emplazamientos concretos.

Para Antón Martínez, Director de Transformación, “nuestros proyectos contemplan, en el caso del biogás/biometano, el tratamiento de todo tipo de residuos (sólidos urbanos, aguas residuales, agroganaderos y agroindustriales, biomasa…), así como tecnologías de producción con diferentes grados de maduración (digestión anaerobia, upgrading, gasificación, power to gas, metanación…)”.

Por otra parte, también se han firmado acuerdos marco con las principales instituciones y administraciones públicas con el objetivo de desarrollar el mercado de gases renovables en España (Fundación Hidrógeno de Aragón, AEBIG…). Asimismo, junto a la Confederación Española de Empresarios de Estaciones de Servicio (CEEES), el grupo promociona el gas natural y el hidrógeno como combustibles alternativos en el transporte.

Innovación energética
“La innovación juega un papel protagonista para Enagás”, señala Jesús Gil, Director de Innovación y Nuevas Energías. En este sentido, una iniciativa importante por su apuesta de futuro es la que la organización lleva a cabo junto a Repsol. El proyecto consiste en la producción de hidrógeno verde, 100% renovable, utilizando como principal fuente la energía solar.

También destaca la creación de H2Gas, un plan puesto en marcha junto a Redexis Gas para el impulso de infraestructuras de producción y transporte de hidrógeno generado mediante energías renovables. Para ello, se sirve de la tecnología power to gas, la cual permite crear este tipo de gas a partir de agua y electricidad para inyectarlo en la red de gasoductos.

“Nuestros proyectos contemplan, en el caso del biogás/ biometano, el tratamiento de todo tipo de residuos, así como de tecnologías de producción con diferentes grados de maduración”

Antón Martínez, Director de Transformación

¿Sabías que...?

El BIOGÁS/BIOMETANO es la energía verde que se obtiene a través de una adecuada valorización de los residuos procedentes de sólidos urbanos, agrícolas, ganaderos, forestales y aguas residuales, contribuyendo de esta forma a una verdadera economía circular.


El HIDRÓGENO VERDE es producido por electrólisis del agua a partir de electricidad proveniente de fuentes renovables. Su principal ventaja es que no emite CO2 y que cuenta con múltiples aplicaciones: industria, vehículos de pilas de combustible y almacenamiento de energía.