- Enagás en el mundo -

Revista Azul y Verde | Nº 35

“Chile es un país que ofrece grandes oportunidades para Enagás”

José Antonio de las Heras, ingeniero industrial por la Universidad Pontificia ICAI y con un Programa de Desarrollo Directivo del IESE, es desde hace dos años Country Manager de Enagás en Chile y Perú. Apasionado del deporte, afición que comparte con sus tres hijos, este madrileño vive desde hace más de 12 años en el continente americano del que destaca “la etapa de expansión y crecimiento en la que se encuentra”

José Antonio de las Heras

¿Cuándo te incorporaste a la compañía?
Empecé en enero de 2014 como miembro del Consejo de GNL Quintero en Chile, aunque fue en septiembre de 2016 cuando comencé a colaborar fulltime con la compañía, también en Perú. Fue una época intensa porque suponía trabajar de lunes a viernes entre Chile y Perú.

¿En qué consiste tu labor?
Principalmente se centra en la gestión de las empresas participadas en el país a través de directorios, de relaciones con los accionistas y de secondees (profesionales de la compañía transferidos a organizaciones locales para ofrecerles nuestros conocimientos). Además, me encargo de buscar nuevas oportunidades de crecimiento en los mercados chileno y peruano.

¿Qué puede aportar Enagás a Chile o Perú?
Perú es un país que posee grandes yacimientos de gas por lo que ofrece muchas posibilidades. En la actualidad somos los principales accionistas de la Compañía Operadora de Gas del Amazonas (COGA), empresa responsable de la operación y mantenimiento de los sistemas de transporte de gas natural de Perú. Además, Enagás está presente en el país en Transportadora de Gas del Perú (TgP), con un 28,94%.

Chile, donde Enagás es el accionista mayoritario de GNL Quintero, es un país que cuenta con grandes oportunidades. En 2006, se interrumpió el acceso al gas procedente de Argentina. Entonces se apostó por la construcción de plantas de regasificación, un ámbito en el que Enagás posee una gran experiencia que puede ser clave para el país. Con nuestro conocimiento colaboramos a que el sistema energético chileno sea más seguro y fiable.

¿Cómo definirías el mercado gasista en cada uno de los dos países?
En Perú, el gas, junto con la minería, es una de las grandes riquezas del país por lo que el mercado está bastante desarrollado. La necesidad se encuentra en ampliar las infraestructuras existentes para llevar el gas de la zona de la selva a la costa, y así incrementar su consumo y la posibilidad de exportarlo como GNL.

El caso de Chile es diferente porque se encuentra en un momento de transición energética, donde hay que ver a qué velocidad se va hacia la descarbonización de la industria porque, sin duda, esta situación permitirá un mayor peso del gas natural en la generación eléctrica y otros tipos de consumo.

¿Qué impresión se tiene de Enagás en estos países?
Nos ven como una empresa sólida, con una gran reputación y conocimiento del sector. Asimismo, somos percibidos como un buen socio, una empresa fiable de cara a negocios actuales y futuros.

¿Y tu impresión como compañía?
Enagás es una empresa que cuenta con muy buenos procesos de trabajo y capacidad de desarrollo, ya que en los últimos años ha pasado de estar centrada al 100% en el negocio regulado de España a contar con cerca de un 30% de su actividad en el mercado internacional. Además, busca innovar y encontrar nuevas tecnologías que le permitan crecer y no quedarse estancada. Destacaría también el buen ambiente de trabajo que existe.

Un consejo para aquellos que estén pensando en viajar a Chile o Perú
Que vengan con una mentalidad abierta. Ambos son países de economías emergentes, donde las cosas se hacen bastante bien. Aquí están muy influenciados por Australia, Estados Unidos y los países asiáticos, mientras que el peso europeo es menor. Se nota mucho en el día a día y a la hora de entender las cosas.

“Llevo 12 años viviendo fuera de España. Siempre he creído que la persona que vuelve no es la misma que salió y el país al que se retorna tampoco es el mismo. Es decir, ya no eres del todo local, ni expatriado, sino que está todo a medio camino, lo que te hace crecer como persona”