- De cerca -

Revista Azul y Verde | Nº 34

César García

Las tareas del Director Adjunto de Relación con Inversores son muy intensas, pero quizá la más relevante sea la de servir de nexo entre el mercado y el equipo directivo de Enagás, una misión que se toma muy en serio

Atón Martínez

En permanente comunicación con la comunidad financiera, César García, Director Adjunto de Relación con Inversores, es el nexo entre el mercado y el equipo directivo de Enagás. Este licenciado en Economía, con un Master en Banca y Mercados Financieros, repasa en esta entrevista los cometidos de su área.

¿Cómo es el día a día en la Dirección?
Dado el alto capital flotante de la compañía (95%) y los numerosos bancos que nos cubren, pasamos bastante tiempo visitando inversores y analistas en los roadshows. Diariamente, analizamos la información económica, tanto de nuestro sector como de empresas comparables. También intentamos mantener una comunicación muy fluida con todas las direcciones de la compañía, que es la base para poder ofrecer una información veraz y transparente.

“Enagás apuesta por una política de transparencia absoluta con el mercado”

¿Qué impresión tienen los accionistas o los analistas cuando visitan las instalaciones de Enagás?
El negocio y la estrategia se entienden mejor delante de los activos, no solo de los físicos, sino también del equipo humano que los gestiona y los hace eficientes y rentables para el inversor. La imagen de empresa segura, innovadora, eficiente y respetuosa con el medio ambiente se consigue de forma más ágil a pie de instalación.

¿Cómo ven los inversores la expansión internacional de Enagás tras estos años?
Los inversores la han entendido y apoyado por dos motivos. En primer lugar, porque Enagás ha demostrado una gran disciplina. En segundo lugar, escuchar la opinión de los inversores, sus preocupaciones y otros elementos estratégicos nos ha ayudado a diseñar un plan de negocio atractivo para todas las partes. Tras siete años de recorrido, más de 2.000 millones de inversión y presencia en ocho países, hay dos datos que resumen qué opina el mercado de esta estrategia: nuestras agencias de rating siguen evaluando el perfil de negocio con la calificación de “excelente” y, además, la acción ha subido más de un 53% desde que se compró el 40% de Altamira en junio de 2011, la primera inversión internacional de Enagás.

Por segundo año consecutivo, la publicación ‘Institutional Investor’ os ha reconocido como el mejor equipo de Europa dentro de vuestra categoría, ¿a qué crees que se debe?
La compañía ha apostado desde hace muchos años por una política de transparencia absoluta con el mercado, adaptándola a nuevos ámbitos que se han convertido en esenciales para nuestros analistas, inversores, agencias de rating y organismos reguladores del mercado, como el buen gobierno y la responsabilidad corporativa.

¿Cuáles son los próximos retos?
El nuevo marco normativo sobre mercados e instrumentos financieros basado en la directiva europea MiFID II provoca que los inversores estén reduciendo su demanda de análisis a los bancos de inversión y acudan directamente a los equipos de Relación con Inversores. Las nuevas tecnologías digitales de comunicación y las redes sociales van a jugar un papel esencial en el corto plazo en nuestra profesión, especialmente para un público que demanda información las 24 horas del día y ahora con mucha más intensidad con esta nueva regulación. También queremos que los mensajes estratégicos de la compañía respecto a la posición de Enagás en la transición energética así como nuestra apuesta por la innovación y el emprendimiento calen entre nuestros inversores y analistas.

Más
de cerca

Un libro: El arca de Schindler (Thomas Keneally).

Una canción: música española de los años 80.

Un deporte: fútbol.

Una película: La vida es Bella (Roberto Benigni).

Un personaje: Rafael Nadal.

Una comida: cualquier plato de cuchara.

Un adjetivo que te defina: leal.