- A fondo -

Revista Azul y Verde | Nº 33

Preparados para el futuro

Enagás afronta los próximos meses habiendo cumplido los objetivos marcados en 2017, pero también consciente de los retos que deberá acometer para mantener su posición dentro del sector

A fondo

Los resultados anuales presentados durante la Junta General de Accionistas de Enagás han dejado dos conclusiones principales: por un lado, la satisfacción de haber superado los objetivos establecidos para 2017 y, por otro, la necesidad de afrontar con solvencia los desafíos que plantea el sector del gas.

Para Antonio Llardén, Presidente de Enagás, “superar por undécimo año consecutivo nuestros objetivos y alcanzar un beneficio neto de 490 millones de euros no es tarea fácil, lo cual dice mucho de la capacidad de trabajo de Enagás en su conjunto”. En este sentido, también ha destacado la valoración positiva que han realizado de estos resultados los principales inversores y analistas europeos de la compañía: “Además, tanto la publicación de los resultados como nuestras perspectivas de aquí a 2020 han sido bien acogidos por los mercados”.

“Tanto la publicación de los resultados como nuestras perspectivas de aquí a 2020 han sido bien acogidos por los mercados”

Antonio Llardén, Presidente

En este punto, el incremento de la demanda de gas en España, sin duda, ha sido y seguirá siendo clave para el futuro de Enagás, ya que hasta 2020 se esperan crecimientos anuales de la demanda de gas natural de en torno al 2%. Pero esta no es la única circunstancia que repercute en el grupo, la volatilidad del sector energético mundial, así como la incertidumbre política y el repunte de la inflación son otros aspectos determinantes. Por ello, estar pendientes de su evolución y tener capacidad de anticipación y reacción es vital para la marcha de la organización en los próximos años.

Retos de cara al futuro
“Nuestro futuro pasa por afrontar cuatro retos: la regulación del sector, la transición energética, un mayor desarrollo de nuestras actividades y la consolidación de la actividad internacional. Lo más importante es que en este camino todos los profesionales de Enagás tenemos mucho que aportar y debemos trabajar como un solo equipo”, afirma Antonio Llardén.

“El reto ahora es transmitir al mercado un mensaje de estabilidad, seguridad y visibilidad de nuestro marco regulatorio hasta enero de 2021, año en que comienza un nuevo periodo. Para conseguirlo vamos a seguir manteniendo un diálogo continuado y fluido con los reguladores”, apunta Llardén.

El otro gran desafío es la transición energética hacia una economía baja en carbono de cara a contribuir a la lucha contra el cambio climático y la mejora de la calidad del aire. El reto al que se enfrenta Enagás es posicionar al gas no solo como una energía de transición, sino como una fuente energética de futuro clave junto con las energías renovables.

Marcelino Oreja, Consejero Delegado de Enagás, señala que la intención de la compañía es avanzar “hacia una economía baja en carbono con una gestión basada en la eficiencia, la proactividad y la anticipación. Estamos trabajando en ello y hemos realizado una adaptación técnica de nuestras infraestructuras que ya están preparadas para operar en el nuevo modelo energético y listas para transportar gas renovable como el biogás, el biometano o el hidrógeno”.

Aprovechando las oportunidades que ofrece una economía más descarbonizada, el tercer reto pasa por diversificar el negocio capitalizando la experiencia, el conocimiento y las capacidades de la organización. Enagás ya trabaja en distintos ámbitos de actuación: nuevos servicios y usos del gas natural en sectores como el industrial, el residencial o el GNL para el transporte marítimo, ferroviario y por carretera; el desarrollo del gas renovable y del hidrógeno y su integración en las infraestructuras energéticas existentes; y la apuesta por nuevas tecnologías de captura, transporte y almacenamiento.

“Seguimos apostando por la innovación y el emprendimiento corporativo, que están aportando buenos resultados en los últimos años”

Marcelino Oreja, Consejero Delegado

Por una parte, ”seguimos apostando por la innovación y el emprendimiento corporativo, que están aportando buenos resultados en los últimos años. Por otra parte, queremos aprovechar las oportunidades de negocio que puedan surgir a través de la asociación con otras empresas”, apunta Marcelino Oreja.

De cara al negocio internacional, la prioridad pasa por monitorizar otras vías de crecimiento con el fin de generar oportunidades en el core business de la compañía, principalmente en aquellas regiones donde ya está presente. En este sentido, Antonio Llardén indica: “Buscamos diversificar nuevos negocios en base a las capacidades de Enagás, analizando oportunidades de rotación de activos. Además, no descartamos contar con un socio internacional para adquirir más capacidad de acción. Es decir, asociarnos para crecer”.

Manteniendo nuestro liderazgo en sostenibilidad
Acometer con decisión estos retos permitirá a Enagás continuar liderando el sector. Pero la compañía es consciente de que uno de los factores de su éxito es el mantenimiento de su compromiso con la sostenibilidad. En 2017 y, alineados con los Objetivos de Desarrollo Sostenible que ha marcado Naciones Unidas para 2030, la estrategia de la empresa se ha centrado en tres ámbitos:

Gobierno Corporativo: Enagás ha ido adoptando las mejores prácticas en materia de buen gobierno, transparencia y responsabilidad en su gestión diaria no solo en España, sino también en las empresas internacionales participadas.

Sociedad: la compañía continúa apostando por la estabilidad y la calidad del empleo, la igualdad de género y la diversidad, y el apoyo a las comunidades en las que desarrolla su actividad.

Materia ambiental: Enagás ha reducido en tres años un 49% su huella ambiental, invirtiendo en proyectos de eficiencia energética y aplicando medidas que han evitado la emisión de 2.069 toneladas de CO2.

“Nuestra estrategia empresarial seguirá centrada en mantener un crecimiento sostenible”

Antonio Llardén, Presidente

En definitiva, tal y como explica el Presidente de Enagás, “nuestra estrategia empresarial seguirá centrada en mantener un crecimiento sostenible. Sin duda, lo conseguiremos porque somos una empresa cada vez más eficiente gracias, fundamentalmente, a nuestros 1.426 profesionales”.

a fondo

Marcelino Oreja en la presentación de resultados 2017 a directivos y gerentes.

Proyectos que toman impulso

Con el objetivo promover el desarrollo tecnológico y las infraestructuras de producción y transporte de hidrógeno generado a partir de energías renovables, Enagás y Redexis Gas han puesto en marcha ‘H2Gas’. La iniciativa se basa en el uso de la tecnología ‘Power to Gas’ que permite generar hidrógeno a partir de agua y electricidad e inyectarlo a la red de gasoductos, ya sea directamente o convertido en gas natural sintético o biometano.


Este proyecto se enmarca dentro del Programa de Emprendimiento Corporativo e Innovación Abierta, Enagás Emprende. Asimismo, la compañía también ha liderado Renovagas, un proyecto de I+D pionero en Europa que ha supuesto el diseño, la construcción y experimentación de una planta piloto de 15 kW para la generación de gas natural sintético a partir de biogás e hidrógeno.