Servicios logísticos individuales

Este servicio da derecho al uso de las instalaciones necesarias para la descarga de GNL de un buque en una planta de regasificación.

Se presta en cada una de nuestras terminales, no obstante, antes de que se produzca la primera descarga de un nuevo buque metanero, Enagás solicita un estudio de compatibilidad entre el buque y la terminal. Asimismo, es necesario que el buque disponga de la aceptación Vetting, certificado de inspección de seguridad emitido por una compañía homologada y reconocida internacionalmente.

Este servicio da derecho al uso de las instalaciones necesarias para la regasificación de GNL desde el Tanque Virtual de Balance (TVB) de las plantas de regasificación.

Está disponible en todas nuestras terminales de GNL. El gas natural licuado, que se descarga y almacena en los tanques de dichas terminales, es posteriormente vaporizado para devolverlo a su estado gaseoso e introducirlo en la red de transporte.

Este servicio da derecho al uso de las instalaciones necesarias para el almacenamiento de GNL en el Tanque Virtual de Balance (TVB) de las plantas de regasificación.

Está disponible en todas nuestras terminales de GNL así como en el resto de plantas del Sistema Gasista español. Se contrata como un servicio deslocalizado, es decir, el almacenamiento de GNL, de manera global, en el Sistema, no por terminal. Esto es lo que se denomina Tanque Virtual de Balance (TVB).

Este servicio da derecho al uso de las instalaciones necesarias para la carga de vehículos cisterna de GNL en una planta de regasificación.

Enagás lo ofrece desde los inicios de su actividad en 1969. Todas nuestras terminales de GNL cuentan con cargaderos de cisternas con tecnología puntera que permiten realizar la carga de manera ágil, fiable y segura.

Los vehículos cisterna deben llegar a nuestras terminales en condiciones óptimas de presión y temperatura. Al terminar la carga del GNL, las cisternas salen de la terminal hacia plantas satélites de distribución, desde donde se suministra el gas a una determinada zona, a través de los gasoductos de distribución, o a instalaciones donde no es posible el suministro desde la red de gasoductos.

Tienes más información sobre nuestras plantas de regasificación y su capacidad de carga de cisternas aquí y sobre los certificados de verificación de básculas de cisternas aquí.

Este servicio da derecho al uso de las instalaciones necesarias para transferir el GNL a un buque desde una planta de regasificación.

Todas nuestras terminales están preparadas para la prestación de este servicio. Ofrecemos el servicio de recarga de buques tanto de small scale como de large scale y hemos realizado la adaptación técnica de los pantalanes para facilitar el servicio de recarga para todo tipo de buques, eliminando el boil off en estas operaciones. Asimismo, realizamos inversiones para aumentar el caudal de recarga hasta los niveles actuales.

 

 

 

Para Enagás, la seguridad de las operaciones y la protección del medioambiente son prioritarios. Por eso, antes de la primera recarga de un buque metanero, ya sea de large scale o small scale, desde Enagás solicitamos un estudio de compatibilidad entre el buque y la terminal. Asimismo, es necesario que el buque disponga del Vetting -certificado de inspección de seguridad emitido por una compañía homologada y reconocida internacionalmente. 

Este servicio da derecho al uso de las instalaciones necesarias para transferir GNL de un buque a otro, un proceso también conocido como Transhipment.

Existen diferentes tecnologías para realizar este tipo de operaciones y, desde Enagás, trabajamos para maximizar el uso de nuestras infraestructuras mediante tecnología eficiente. Actualmente, nuestra terminal de GNL en Cartagena presta este servicio bajo la modalidad de Transhipment Berth to Berth (de pantalán a pantalán) y se está preparando para ofrecer también el servicio de Transhipment Ship to Ship (de buque a buque).

En todos los servicios en los que intervienen buques metaneros, Enagás solicita, antes de la primera operación, un estudio de compatibilidad entre el buque y la planta. Es necesario que el buque disponga del Vetting, certificado de inspección de seguridad emitido por una compañía homologada y reconocida internacionalmente.Con el objetivo de llevar a cabo todas las operaciones bajo la máxima seguridad, ofrecemos a todos nuestros clientes el análisis vetting, esto es, la emisión de certificados de aceptación del vetting de buques de GNL.

Estos certificados permiten verificar que los buques cumplen con los requisitos establecidos en las normas internacionales y con los estándares y criterios utilizados por los operadores de terminales de GNL, e incluye una revisión continua.

El análisis vetting puede prestarse para todo tipo de buques, tanto de small scale como de large scale, incluidos los buques de mayor tamaño Qmax, y contempla los siguientes conceptos:

  • Evaluación Vetting: inspección documental para verificar la seguridad de los buques y el cumplimiento de las regulaciones del sector transporte marítimo de GNL. Incluye, entre otros, el Ship Inspection Report (SIRE) Programme y el Vessel Inspection Questionnaires for Oil Tankers, Combination Carriers, Shuttle Tankers, Chemical Tanker and Gas Tankers (VIQ) de OCIMF.
  • Inspección física de buques: inspección in situ cuando sea necesario para obtener la aprobación de acceso del buque a las instalaciones.

Actualmente, Enagás cuenta con unos criterios propios que garantizan los más altos niveles de seguridad y eficiencia en operaciones con buques de GNL a nivel internacional.

Este servicio da derecho al uso de las instalaciones necesarias para realizar la purga del gas inerte (gassing up) de un buque o para que pueda recibir GNL de las plantas de licuefacción o regasificación, siguiendo las condiciones de seguridad apropiadas en cada caso.

La operación de puesta en frío consiste en la recarga de pequeñas cantidades de GNL a un buque con el objetivo de alcanzar temperaturas próximas a los -160ºC en el interior del buque metanero, así como la presión óptima para poder llevar a cabo operaciones de recarga o descarga.

Todas nuestras terminales de GNL prestan el servicio de puesta en frío (cooling down). Además, realizamos controles de variables como el caudal, la presión y la temperatura para asegurar el éxito de la operación.

El volumen de carga asociado al servicio de puesta en frío no podrá ser superior al talón del buque.

Los clientes interesados en solicitar también la operación de gaseado (gassing-up), deben saber que es necesario que el buque llegue a la terminal con una atmósfera de gas inerte.

En todos los servicios en los que intervienen buques metaneros, Enagás solicita, antes de la primera operación, un estudio de compatibilidad entre el buque y la planta. Es necesario que el buque disponga del Vetting, certificado de inspección de seguridad emitido por una compañía homologada y reconocida internacionalmente.


Más servicios...

Este servicio da derecho a la transferencia de gas desde el Punto Virtual de Balance hasta el Tanque Virtual de Balance de las plantas de regasificación, en forma de GNL.

Este servicio da derecho al uso de las instalaciones necesarias para la transferencia de gas desde un punto de entrada a las redes de transporte y distribución hasta el Punto Virtual de Balance (PVB).

Nuestra mallada red de infraestructuras de transporte permite llevar el gas natural a cualquier parte del país. En el caso de los gasoductos, gestionamos el acceso al PVB, punto desde el que se transporta el gas natural hasta su entrega al cliente final -mediante conexiones con líneas directas-, a las redes de distribución o a las redes de otros transportistas, tanto nacionales como intraeuropeas.

Enagás presta el servicio de acceso al PVB desde:

  • Conexión internacional de VIP Pirineos
  • Conexión internacional de VIP Ibérico
  • Conexión internacional de Tarifa
  • Conexión internacional de Almería
  • Conexión con planta de regasificación de Barcelona
  • Conexión con planta de regasificación de Huelva
  • Conexión con planta de regasificación de Cartagena
  • Conexión con planta de regasificación de BBG (como ISO de Enagás Transporte del Norte)
  • Conexión con planta de regasificación de Sagunto (como ISO de planta de regasificación de Sagunto)

Este servicio da derecho al uso de las instalaciones necesarias para el almacenamiento del gas en el Punto Virtual de Balance (PVB).

Este servicio da derecho al uso de las instalaciones necesarias para la transferencia de gas desde el Punto Virtual de Balance (PVB) hasta un punto de salida de la red de transporte, exceptuando las plantas de regasificación.

Este servicio da derecho al uso de las instalaciones necesarias para la transferencia de gas desde el Punto Virtual de Balance (PVB) hasta un consumidor final o, en su caso, hasta el punto de conexión de una línea directa a un consumidor.

En Enagás, disponemos de una amplia variedad de conexiones a la red de transporte, adaptadas a las necesidades específicas del cliente o distribuidor, que puedes consultar aquí.

Las instalaciones de conexión a la red de transporte están formadas por una posición de válvulas y una estación de regulación y medida o estación de medida (según proceda), para la entrega de los caudales solicitados en las condiciones adecuadas. El proceso de conexión a las redes de transporte de Enagás se gestiona según el artículo 12 del RD 1434/2002, así como sus posteriores modificaciones (RD 984/2015 y RD 335/2018).

Este servicio da derecho al uso de las instalaciones necesarias para el almacenamiento del gas en los almacenamientos subterráneos básicos.

Enagás opera, mantiene y gestiona los tres principales almacenamientos subterráneos de gas natural que hay en España (Serrablo, Gaviota y Yela), infraestructuras que aportan gran flexibilidad al Sistema Gasista. Estas instalaciones permiten almacenar existencias estratégicas, ajustar la oferta a la demanda y hacer frente a las puntas de consumo.

La comercialización de la capacidad de almacenamiento, inyección y extracción se realiza conjuntamente con el resto de almacenamientos de gas que hay en la Península Ibérica, a través de productos estándares de capacidad que se asignan mediante subastas.

Este servicio da derecho al uso de las instalaciones necesarias para introducir el gas desde el punto de salida de la red de transporte hasta el almacenamiento subterráneo básico.

Este servicio da derecho al uso de las instalaciones necesarias para extraer el gas desde el almacenamiento subterráneo básico hasta el punto de entrada a la red de transporte.

La comercialización de estos servicios se lleva a cabo, a través del contrato marco de acceso y mediante productos estándares de capacidad, es decir, a través de la firma de contratos de duración anual, trimestral, mensual, diaria o intradiaria. Su formalización se realiza a través de la Plataforma única de solicitud y contratación de capacidad, a la que podrás acceder a través del SL-ATR.

¿Tienes alguna duda o quieres contactarnos?

Conexiones a la red de transporte
Escríbenos