Compromiso con la transición energética

Gas para la movilidad

El gas natural cumple un papel muy relevante para la seguridad de suministro, la competitividad y para sectores con grandes necesidades de potencia, como la industria. A este rol se suma su contribución a otros ámbitos como el transporte, donde se está posicionando como uno de los combustibles más sostenibles, clave para reducir las emisiones y mejorar la calidad del aire.

Barco

El uso del gas natural como combustible en el transporte permite reducir las emisiones de NOx en torno a un 80-90%, las emisiones de CO2 un 20-30% y las de SOx y partículas prácticamente en un 100% con respecto a los combustibles tradicionales.

Esto hace del gas natural una alternativa sostenible para la movilidad y el transporte pesado, marítimo y ferroviario.

Su contribución es especialmente importante en el caso del transporte marítimo, pues permite a los buques cumplir con la nueva normativa medioambiental de la Organización Marítima Internacional (OMI) y con la directiva europea 2016/802.

Como parte de nuestra apuesta por la innovación, en Enagás hemos adaptado técnicamente nuestras plantas de GNL y actualmente están preparadas para ofrecer nuevos servicios relacionados con el rol del gas como combustible, como el bunkering (repostaje a barcos). Además, promovemos estos nuevos usos mediante nuestra participación en proyectos como CORE LNGas hive y LNGHIVE2.

Además, Enagás fue una de las empresas participantes en la primera prueba piloto de tracción ferroviaria con GNL en Europa.

La compañía también apoya a startups surgidas de su programa Enagás Emprende y centradas en el impulso de la movilidad con gas natural, como Gas2Move.

Compartir...
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Google Plus
  • mail
X

Utilizamos cookies para mejorar nuestro servicio. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Para obtener más información o para cambiar la configuración, puedes consultar nuestra política de cookies.