- De cerca -

Revista Azul y Verde | Nº 37

Rosa Sánchez

La Directora de Auditoría Interna tiene un objetivo claro dentro de su área: aportar valor al conjunto de Enagás “pasando de un rol de ‘cumplimiento’ a otro más colaborativo y de asesoramiento”

Rosa Sánchez

Hace menos de un año, Rosa Sánchez, licenciada en Ciencias Empresariales, asumió la Dirección de Auditoría Interna, un paso que se dio “con previsión y de forma ordenada para que en el día a día no se notara el cambio”, asegura. Su amplia experiencia dentro y fuera de la compañía, así como su compromiso y capacidad de transmitir tranquilidad son sus grandes aliados a la hora de dar apoyo a la Comisión de Auditoría en la supervisión del control interno y la revisión de la información financiera y no financiera que el grupo, y sus sociedades participadas, publica.

¿Qué representa la auditoría interna?
Durante los últimos cuatro años hemos trabajado en la evolución del rol de auditor ‘tradicional’ –centrado en el cumplimiento–, a uno más ‘colaborativo’. De esta forma, nos hemos posicionado estratégicamente como un asesor independiente y de confianza para la alta dirección en la tarea de supervisión de la gestión de riesgo y en el entorno de control. Esta labor ha obtenido la certificación de calidad otorgada por el Instituto Internacional de Auditores Internos.

En general, nuestra visión global, independiente y objetiva de la organización nos convierte en un importante activo, ya que ayudamos a las distintas áreas a identificar, con un enfoque preventivo, las causas y soluciones a los problemas que les surgen en el día a día.

“Aportamos valor a la compañía por medio del asesoramiento”

¿Por dónde pasan sus principales objetivos?
Nuestra máxima es crecer como asesores de confianza tanto para la Comisión de Auditoría y Cumplimiento a la cual reportamos, como para el Comité de Dirección. Además, queremos seguir cubriendo con buena nota las expectativas que ponen en nosotros.

Por otro lado, situamos el foco en caminar de la mano de los avances tecnológicos (transformación, digitalización, robótica, etc.), así como de aquellos procesos ‘ágiles’ que nos permitan dar respuestas cada vez más rápidas.

¿Cómo se estructura el departamento para dar respuesta a estos objetivos?
Somos un equipo modesto con un perfil bastante polivalente, ya que damos apoyo no solo a la organización sino también a las participadas, a las que les trasladamos nuestras mejores prácticas. Así, en 2019 superaremos las 30 auditorías para todo el grupo. La calidad del trabajo que desarrollamos cuenta con diversas certificaciones de COSO 2013 y CISA.

Para vosotros es fundamental la colaboración con otras áreas, ¿por qué?
Para nuestro trabajo es vital mantener una comunicación fluida con todas las áreas de la compañía y a todos los niveles, desde el Consejo de Administración hasta el Comité de Dirección y los diferentes especialistas. El ambiente de colaboración en el que nos movemos nos permite entender los asuntos que les preocupan y los riesgos que consideran más relevantes. Solo de esta manera podemos estar ahí para orientarles, darles soluciones y maximizar así nuestra aportación.

Próximos retos
Seguir prestando servicios que aporten valor añadido a la compañía por medio de un asesoramiento que vaya mucho más allá de la mera ejecución. Además, tenemos que continuar formándonos y complementando nuestras capacidades para responder con éxito a los nuevos riesgos y realidades tecnológicas.

Más
de cerca

Un libro: Los niños de Lemoniz, de Estela Baz.

Una canción: River flows in you, de Yiruma.

Un deporte: un buen paseo por el monte de Boadilla (Madrid).

Una película: Inside Job.

Un personaje: Mª Jesús Cantos Cebrián, Jefa del Instituto de Estudios de la Policía (Mujeres con Talento).

Una comida: un tiradito rico.

Un adjetivo que te defina: comprometida.